Psicosintesi

Psicosintesi


Psicosíntesis: en teoría

La psicosíntesis es un modelo de derivación analítico-junguiana y existencial, con enfoque humanista y transpersonal, desarrollado a principios del siglo XX por el psiquiatra y teósofo Roberto Assagioli (1888-1974).

Representa un enfoque global (físico, psicológico y espiritual) para la autorrealización y el desarrollo del potencial humano. La novedad del enfoque psicosintético consiste en el desarrollo de la idea -que ya había constituido un motivo de contraste entre Freud y Jung- según la cual la fase de tratamiento analítico debe ser seguida por una fase “sintética”, es decir, más activa y orientada hacia el descubrimiento de la voluntad. individuo (en palabras de Assagioli, la “Cenicienta de la psicología”). Fase que Jung llama “individuación” y que Assagioli distingue en psicosíntesis personal – a nivel del yo (integración y armonización de las diversas instancias psíquicas) – e psicosintesi transpersonale, en el nivel del Ser (acceso a dimensiones superiores de la psique).

Para la psicosíntesis, el inconsciente se puede representar dividido en tres niveles diferentes: superior, medio e inferior. El inconsciente superior o superconsciente es el lugar de la intuición, la inspiración creativa y los sentimientos más elevados; L ‘inconsciente medio es un material del que no siempre somos conscientes, pero que es accesible (por ejemplo, nuestro número de teléfono o el recuerdo de lo ocurrido el verano pasado); L ‘inconsciente inferior es el asiento de las pulsiones y los instintos, la parte de nosotros que representa el comienzo de nuestra evolución. La psicosíntesis tiene como objetivo ayudar al individuo a ponerse en contacto con su superconsciente.

Psicosíntesis: en la práctica

Para facilitar el acceso al superconsciente, la psicosíntesis ofrece diversas técnicas prácticas basadas en la visualización, el silencio interno, la meditación.
El punto focal de la práctica psicosintética es la práctica de disidentificazione: según la psicosíntesis, de hecho, debemos poder ser espectadores de nuestra experiencia, nuestras emociones y nuestros pensamientos, ya que, si nos identificamos con ellos, somos prisioneros. Assagioli, por ejemplo, propuso el ejercicio de repetir las frases con atención, convicción y con la intensidad adecuada: “Tengo un cuerpo, pero no soy mi cuerpo”; “Tengo estos sentimientos, pero no soy estos sentimientos”; “Tengo estas emociones, pero no soy estas emociones”; “Tengo estos sentimientos, pero no soy estos sentimientos; “Tengo estos pensamientos, pero no soy estos pensamientos”.

Pero, según el propio Assagioli, en psicosíntesis las técnicas no son tan importantes, lo que realmente importa es la calidad de la relación entre terapeuta y cliente. Una relación que debe ser, ante todo, lo más igualitaria posible. Un encuentro libre y no una adicción. La duración de la terapia psicosintética debe ser corta, el terapeuta está llamado a promover la autonomía emocional e intelectual del cliente en el menor tiempo posible.

Assagioli fue también uno de los pocos a considerar la belleza es una experiencia fundamental: el camino de la belleza conduce a la autorrealización y tiene como ingrediente básico el sentido de revelación y plenitud que la belleza puede ofrecernos. La belleza en todas sus formas se considera digna de atención, porque es formativa. Al encontrarse con un cliente de psicoterapia, Assagioli quiso saber cuáles eran sus películas, pinturas, libros, música favoritos …

Psicosíntesis: para quién y para qué problemas

El nivel principal del método psicosintético es el psicosíntesis de autoformación, un conjunto de herramientas orientadas a la autorrealización y dirigidas a todas aquellas personas que, tras haber conquistado un “centro” suficientemente estable e integrado, se sienten atraídas por una obra de crecimiento interior.
La psicosíntesis está dirigida esencialmente a personas con funciones psicológicas eficientes y no patológicas, proponiéndose colaborar con el proceso natural de evolución promoviendo, armonizando y planificando la integración de la personalidad, favoreciendo el contacto con el Ser.

Psicosíntesis: certificaciones y deontología

La psicosíntesis tiene como objetivo fundamental el “desarrollo psíquico”, una vez que se han resuelto fundamentalmente las psicopatologías. Esta fue la opinión de Jung (“Lo que tengo que decir comienza donde termina la cura y comienza el desarrollo”), así como Assagioli. Pero si la psicosíntesis no es una “psicoterapia” en sentido estricto, ciertamente, una psicoterapia puede realizarse de acuerdo con una visión psicosintética.

El ejercicio deactividad psicoterapéutica – como se indica en el punto 3 de la ley Organización de la profesión de psicólogo – está sujeto a una formación profesional específica, a adquirir, tras la obtención de la licenciatura en psicología o en medicina y cirugía, a través de cursos de especialización (de diferentes enfoques) de al menos cuatro años que proporcionen una formación adecuada y formación en psicoterapia en las escuelas universitarias de especialización o institutos privados reconocidos por el MIUR.

  • Ley que rige la profesión de psicólogo

No obstante lo dispuesto en la citada norma, el médico especialista en psiquiatría o en neuropsiquiatría está autorizado para ejercer la psicoterapia incluso sin haber asistido a la escuela de especialización en psicoterapia.

Psicosíntesis: organizaciones italianas e internacionales

Assagioli tuvo el cuidado de subrayar que “como en el psicoanálisis, en la psicosíntesis no hay ortodoxia y nadie, empezando por mí, puede proclamarse el verdadero o auténtico representante […] Hay muchas formas de llegar al mundo transpersonal: no hay dogmas, no hay monopolios, no hay cursos establecidos”.

  • Instituto de Psicosíntesis
  • Sociedad Italiana de Psicosíntesis Terapéutica (SIPT)
  • Federación Europea de Psicoterapia Psicosíntesis (EFPP) – español
  • Asociación para el Avance de la Psicosíntesis (AAP) – español

El recurso extra – Son muy interesantes las “reflexiones psicosintéticas” sobre la sociedad en el blog del analista y escritor Fabio Guidi. ¡Qué lindo es cuando no hablas en blogs para escucharte a ti mismo hablar y cuando eres capaz de aplicar el fruto de tu propia investigación interior al mundo!