Psicoterapia evolutiva

Psicoterapia evolutiva

La psicoterapia del desarrollo aborda las formas psicopatológicas que surgen durante la infancia y la adolescencia. Dependiendo de la situación, se puede trabajar individualmente con el paciente o involucrar a su familia.


Supervisión por el Dra. Chiara Antonaroli, psicólogo y psicoterapeuta

La psicoterapia evolutiva se ocupa de aquellas formas psicopatológicas que tienen sus propias inicio durante las etapas de desarrollo, o “edad de desarrollo”. Algunos trastornos se diagnostican principalmente durante la infancia o la adolescencia y por ello suelen estar indicados en los textos de psicopatología infantil y psicopatología adolescente, aunque no acaben con esta fase de desarrollo.

L ‘adolescencia, una fase evolutiva muy difícil y compleja, en la que se producen rápidos cambios físicos, sexuales, psicológicos, cognitivos y sociales a los que el adolescente debe adaptarse, plantea importantes desafíos a los psicólogos y psicoterapeutas, enfrentándolos a la necesidad de cambiar las perspectivas habituales y metodologías de intervención.

Las diversas teorías psicológicas y los métodos terapéuticos relacionados han estado cuestionando durante mucho tiempo cuál es el mejor enfoque a adoptar con pacientes en edad de desarrollo.
Dependiendo del malestar expresado y las características de la familia, es posible intervenir con un curso de psicoterapia familiar o trabajar individualmente con el niño / niño o con la pareja parental.

Psicoterapia evolutiva: para qué problemas

Las intervenciones de psicoterapia del desarrollo pueden ser de asesoramiento o expresamente para el tratamiento. Están dirigidos a niños o jóvenes que expresan malestar. Algunos signos se pueden observar a través de alteraciones del sueño, problemas de nutrición, socialización, manejo emocional, dificultades escolares, etc. Respondiendo con prontitud a estas dificultades, es posible evidar que se desarrollen alteraciones más importantes o, en cualquier caso, reducir las dificultades.

Algunos de los problemas que se abordan a través de la psicoterapia del desarrollo son:

  • retraso mental
  • dificultades de aprendizaje
  • trastornos del habla y la comunicación
  • motilidad alterada
  • trastornos de la alimentación
  • trastornos de las funciones de evacuación (enuresis y encopresis)
  • trastornos de identidad de género
  • autismo de la primera infancia
  • desórdenes de ansiedad
  • déficit de atención / hiperactividad
  • trastornos de conducta y comportamiento, acoso
  • problemas de comunicación entre padres e hijos
  • problemas de colocación escolar
  • fobias
  • trastornos de tic
  • comportamientos de riesgo
  • dificultad para reelaborar el duelo o la separación de los padres

Psicoterapia: ¿por qué pagar por ayuda?